Inicio

Este blog es el resultado de un camino. El que hemos andado con el Grupo de Trabajo Género y Sexualidad, que creamos hace más de un año en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la UCM. Este, a su vez, es el resultado de un encuentro. El que se produjo en el curso de Sociología de Relaciones de Género impartido por Cristina Vega entre 2008 y 2011. Nos conocimos y nos gustamos, y nuestro vínculo generó tiempos y espacios distintos a los del aula.

Una vez finalizado el curso, quisimos seguir trabajando juntas en estas lindes, y nos autoconvocamos a “un espacio de aprendizaje colectivo desde el que leer, discutir, pensar, escribir, investigar interrogando la construcción del género y la sexualidad en sus múltiples cruces, tránsitos y derivas; en sus vínculos complejos con la identidad, la ciudadanía y la acción política. Un lugar abierto a propuestas para uso y disfrute de asiduos y visitantes”.

Ya antes habíamos organizado algunos encuentros, como el que celebramos en torno a empleo de hogar y migración o el de secularismo, religión y género. Pero fue en este curso, 2010-2011, cuando nos empezamos a encontrar regularmente a partir de una serie de seminarios que fuimos dejando atrás para abrir una fase que llamamos de “intervención y experimentación”. Desde luego, otra cosa.

Una serie de talleres y propuestas de educación-acción, tanto en el aula (Sociología de las Relaciones de Género) como fuera de la misma… en sesiones de trabajo con otras gentes, gente suelta y también alumnos del Master de Investigación Participativa para el Desarrollo Local o el grupo de teatro de la facultad Antígona entre otros, y más tarde en Sol y al calor del movimiento 15-M.

El sentido era bien distinto y bebía de muchas fuentes. La insatisfacción con los métodos tradicionales de educación, especialmente de educación universitaria. El deseo de pensar con el cuerpo y no sólo con la palabra. De reconectar con la experiencia sentida, con el sentir. Pensar no sólo desde el espacio educativo sino en y sobre el mismo. Reflexionar sobre el papel de la educación desde la práctica. Confundir y confundirnos. Empezamos pintándonos las uñas, haciendo dramatizaciones, seguimos con derivas y marcajes y acabamos, ¡cómo no!, con otra tanta gente, pensando lo que (nos) estaba pasando en Sol.

Ya no hay vuelta atrás. Este terreno experimental ya forma parte de lo que deseamos hacer: investigación participativa y educación-acción. Presentamos entonces nuestro trabajo, propuestas, inspiraciones, proyectos. Lo recien pasado y lo por venir.

En adelante algunos iremos a otros lugares, para trabajar y estudiar. Este es por tanto, nuestro espacio transnacional de encuentro y trabajo. Un sitio de ida y vuelta, de entradas y salidas constantes. Desde aquí nos gustaría volver autoconvocarnos y convocar a otros para seguir imaginando y actuando desde los bordes y desbordes del aula.

DesbordarElAula

Ayim, Ana, Gianmaría, Ramón, Cristina, Mélida, Natalia, Luis, Laura, Sandra, Cristina y…

Madrid, 1 de julio de 2011